24 oct. 2013

RAGUSA CONFIA EN LOS PIBES DEL ALBO

Los méritos de un estratega también están en reconocer las buenas gestiones de su antecesor. Así lo reconoció Salvador Ragusa, cuando al arribar a Gimnasia y Tiro tuvo palabras elogiosas hacia Víctor Riggio, el técnico saliente. “Vengo a reemplazar a un hombre que hizo un gran trabajo y dejó cosas muy positivas en este club”, habían sido las consideraciones del Profe para con el Tano.

Esta vez el conductor rosarino le volvió a dar “la derecha” en cierto punto a Riggio, al manifestar que se encargará de darle continuidad a aquellos aspectos del ex-DT que dejaron una buena estela en la Vicente López. Específicamente se refería a la proyección de futbolistas del semillero albo. Esa tendencia permitió que hoy algunos sean parte de la base titular del equipo (Ivo Chaves, Rubén Villarreal y, en menor medida, Matías Guglielmi, Tomás Basualdo y Jonathan Flores), y otros que dejaron, y seguramente dejarán, réditos a la institución, como Esteban Burgos, hoy jugando con Talleres en la B Nacional.

Como para darle continuidad a aquella política, Ragusa subió a nueve juveniles de entre 16 y 19 años (algunos ya se destacaron en el último campeonato sub-17 de la Liga) y ayer los integró a la extenuante labor de doble turno que realizó el plantel superior de Gimnasia en La Calderilla (por la mañana) y en el estadio de la Liga (por la tarde).

Desde ayer comenzaron a forjar sus sueños al lado de compañeros que ellos mismos toman como espejo los siguientes juveniles de la cantera del albo: Los defensores Mario Gabriel Heredia y Alvaro Cazula (ambos de 17 años); los volantes Nicolás Zerda, Nahuel Vargas (18), Gianfranco Marocco (16), Cristian Rasjido (19), Santiago Portella (18) y Fernando Echazú (17): más el delantero Francisco Alderete (17).

Respecto de estos pibes que serán observados con “lupa” por Ragusa hasta fin de año, dentro de un proceso de preselección, el entrenador millonario dijo haber detectado “buena madera” entre sus nuevos dirigidos.

El entrenador rosarino, al que hoy le tocará examinar a estos juveniles que llegan con todas las ganas, ayer fue un descubridor y captador de talentos gracias a su “ojo clínico”. Un ejemplo de ello es que nombres como Jorge Cervera y Luis Rueda, que luego se consagraron en Gimnasia y Tiro, llegaron a Salta de su mano cuando eran desconocidos. Así, tuvo que ver también en el fogueo y la irrupción en escena de jugadores como Cristian Zurita, Carlos Castilla y Renato Riggio, entre otros.

Y sobre estos valores que comenzó a integrar, presagió: “Veo un gran futuro en seis de estos chicos, darán que hablar. Estos ojitos no creo que se equivoquen”. El tiempo lo dirá...

Visitará al ciruja el martes a las 21.30

La dirigencia de San Martín de Tucumán le confirmó ayer a sus pares de Gimnasia y Tiro que el encuentro de la próxima fecha entre el ciruja y el albo se reprogramó para el martes, a las 21.30, en La Ciudadela. No se jugará el miércoles, como estaba previsto en un principio, debido a que el club local modificó su agenda con relación a que se adelantó su compromiso por la Copa Argentina (el 5 de noviembre ante San Jorge).

Ante este inconveniente los tucumanos adelantaron un día los dos partidos consecutivos que tendrá de local ante equipos salteños (el martes 29 recibirá a Gimnasia y el sábado 2 de noviembre a Juventud).

Luego el albo afrontará su segundo duelo consecutivo fuera de Salta ante Tiro Federal, en Rosario (se confirmó para el domingo 3, a las 11).

Fuente: Diario El Tribuno

Comparte la web en tu perfil

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More