25 oct. 2012

EL CUERVO CONTÓ HASTA 8

No anduvo con demasiadas vueltas y terminó siendo sencillamente espectacular. Central Norte tuvo una noche de goles lujuriosa; anotó ocho veces en el arco rival. Sí, el cuervo goleó por 8 a 0 a San Jorge en una noche que será recordada por siempre.

El resultado dice todo lo que ocurrió en el campo de juego pero, para ser completamente sinceros, esa no es la diferencia que existe entre un equipo y otro, ni cualquiera de todo el campeonato. De todas formas, a los hinchas de Central poco les importa. Y está bien, porque el cuervo ganó con la contundencia que muchas veces se le reclama. Cuando tuvo la oportunidad la aprovechó y sin piedad. Y vaya si no tuvo piedad.

Sólo un tiempo le bastó a Central Norte para poner de rodillas a San Jorge sin ser tan maravilloso en el juego, pero siendo letal en los últimos metros. Y eso que a Maino se le había escapado un remate de Cabrera que terminó pegando en el palo. Pero todo terminó siendo mucho más fácil de lo que pareció desde temprano. Noir, dos veces con la cabeza, y Oga, con un buen remate, desnudaron las graves falencias defensiva de los tucumanos. Central pasó a ganar 3 a 0 en menos de media hora y se fue al descanso con el grito del cuarto tanto en la punta de la lengua.

En el complemento, San Jorge intentó la heroica, pero el equipo de Piozzi no dio ventajas en el fondo y aceleró con todo. Chiaraviglio marcó el cuarto con un bombazo que se clavó al ángulo y luego comenzó un minishow de Germán Weiner, quien marcó tres tantos, solo empañado por Matías Manzano que metió uno más.

La gran y espectacular victoria marca un elocuente merecimiento y le viene de diez al cuervo porque le permitirá seguir entreverado con los de arriba, aun con la fecha libre del fin de semana. Además, le sirvió para ratificar su poderío ofensivo aunque colectivamente tiene aún por mejorar. Atrás, ya lejano en el tiempo, quedó aquel errático comienzo. Y lo de anoche fue espectacular, sensacional, para disfrutar y nada más.

“Esto sorprende porque en el fútbol nadie hace ocho goles ante un equipo que venía bien, pero creo que no se jugó bien del todo”, dijo sin dudar Sergio Oga tras el encuentro y con una honestidad brutal. “Me hubiera gustado jugar un poco mejor, es increíble y con ocho goles para todo el mundo parece que jugamos bien, pero sabemos que debemos seguir trabajando”, completó el enganche.

A Germán Weiner, como a los hinchas, poco importó cómo jugó el equipo. Es que la sequía terminó para el delantero justo cuando el cuervo fue una lluvia de goles. “Uno se empieza a desesperar, sé que mi obligación es hacer goles, los quería hacer y por suerte se me dieron”, sostuvo el delantero.

Luego de la goleada, el cuervo quedará libre este fin de semana y volverá al ruedo el domingo 4 de noviembre en Córdoba, ante Talleres. Para este partido, el equipo perderá a Federicó Chávez quien ayer recibió la quinta amarilla.

Comparte la web en tu perfil

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More