21 oct. 2013

VIOLARON A UNA JOVEN A LA SALIDA DE UN BOLICHE EN LA ZONA SUR

Una joven fue violada sistemáticamente por dos o más personas en un descampado ubicado detrás del barrio 14 de Mayo, a la altura del Centro de Convenciones en la zona sur de esta capital.

Un circunstancial transeúnte llamó al 911 solicitando presencia policial al acudir en auxilio de una mujer que clamaba ayuda desde la oscuridad.

Personal del móvil 1069, recibió el pedido y se dirigieron al lugar, hallando solo a la mujer, víctima de una banda de delincuentes que se movilizaban presumiblemente en un remise y cuyas características no fueron aportadas por tratarse de un dato esencial para dar con los atacantes, que estarían casi identificados.

Tras el brutal ataque, una ambulancia del Samec asistió a la víctima, que se hallaba casi desnuda, tirada en el polvaredal de un descampado oscuro.

La mujer fue identificada como Yisela M., con domicilio en el microcentro de esta capital, quien relató bajo una crisis de nervios que a la salida del boliche Zona Cero de avenida Paraguay, cuando iba con destino a su domicilio, varios jóvenes la tomaron del brazo.

Luego de inmovilizarla, aparentemente le tiraron gas pimienta en los ojos, para poco después ingresarla en el interior de un automóvil.

Aparentemente el vehículo sería un remise, aunque la víctima no aportó datos.

Los sujetos la llevaron hasta un descampado a la salida del barrio 14 de Mayo, donde fue abusada sexualmente por varios de los ocupantes del rodado, que en total eran seis.

Según el relato de la víctima, los abusadores no se conformaron con el ultraje sino que uno de ellos -presumiblemente el remisero (dato que conduce la investigación)- comenzó a cobrar el supuesto viaje.

Los abusadores con el producto del robo que perpetraron le pagaron al chofer, al parecer amigo de la banda, y muy conocido en la noche, sobre todo en las afueras del boliche.

Los violadores, para pagar el viaje, requisaron los pantalones de la joven y le sustrajeron un celular marca Samsung de color negro con el número finalizado en 155.

Además se llevaron el dinero que tenía encima la víctima de sus andanzas.

La crisis de nervios en la que estaba sumida la joven le impidió dar a los efectivos datos precisos para ubicar al supuesto remise y a sus ocupantes.

A pesar del alerta, la Policía no pudo dar ayer con los violadores y el caso seguramente pasará a manos de la Brigada de Investigaciones por la brutalidad y el número de delincuentes que se movilizaron para concretar el aberrante delito.

En tanto informó la Policía que la doctora Nora Cora corroboró el delito denunciado y trasladó a la víctima hacia el hospital San Bernardo.

Las actuaciones, por el momento, quedaron a cargo del destacamento de Villa Palacios.

Fuente: Diario El Tribuno

Comparte la web en tu perfil

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More