26 mar. 2013

¿DONDE ESTA LA PLATA?


Se resquebrajan las paredes en la Vicente López. Las insalvables diferencias expuestas entre la Subcomisión de Fútbol y el órgano fiduciario de Gimnasia y Tiro resurgieron en los últimos días y afectan la estabilidad económica y emocional de los jugadores del plantel, que se encuentran en plena lucha por el ascenso en el endecagonal.
La cuestión es política, sin dudas, pero repercute inmediatamente en lo deportivo, ya que la puja se centra en el manejo de los recursos para atender las necesidades del plantel, como por ejemplo, el pago de sueldos. Y éste es el nuevo eje del conflicto.

Sucede que los dirigentes de la subcomisión deben pagar los sueldos del plantel pero la utilización de los fondos los autoriza solo el órgano, con las firmas correspondientes. El contador Osvaldo Montaldi se encuentra de vacaciones y es el único integrante del triunvirato que trabajó a la par de los López en las cuestiones del fútbol. Pero su ausencia produjo una serie de desencuentros y falta de entendimiento con uno de los otros dos miembros (Adolfo Calatayud y Julio Quirós), del triunvirato.
La imposibilidad de manejar los recursos hicieron poner el grito en el cielo a los de la subcomisión e hicieron reflotar las diferencias. El conflicto generó ciertas dudas entre hinchas y socios, ya que los hermanos López, ambos cabeza visibles de la subcomisión, amenazaron con retirarse del club junto al resto de los directivos. La aclaración fue casi inmediata: “Vamos a seguir hasta que termine el campeonato”, dijeron.
Anoche se reunieron con el resto de sus pares una vez más para analizar la situación y ver la manera de conseguir los fondos para cancelar la deuda con el plantel, y así salir de mal momento hasta que aparezca Montaldi, quien tiene fecha de regreso recién para los primeros días de abril.

En las próximas horas los dirigentes se harían presentes en los entrenamientos para llevarle tranquilidad al cuerpo técnico, pero sobre todo a los futbolistas.
A lo largo de los últimos años las principales discusiones entre el órgano y la subcomisión de fútbol giraron en torno al manejo financiero y económico del club, que por ley corresponde al triunvirato nombrado por la Justicia, pero cuyas gestiones parten desde los dirigentes que se sumaron para colaborar con el fútbol, según afirman ellos mismos.
Esta historia de desencuentros solo se acabará con la renuncia de los colaboradores, prevista para junio o julio, o bien para cuando la Justicia ordene la normalización del club, cosa que por ahora parece muy lejana.

Comparte la web en tu perfil

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More